El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Ocultar / Mostrar comentarios

Entrevista a Julio García Muñoz, Director Ejecutivo de la Unidad de Control interno de la Universidad de Castilla-La Mancha. Coordinador MUAP.

«Es la primera actividad formativa que da respuesta conjunta a todos esos términos: Máster, Universitario, y Auditoria Pública»

  • 4-6-2020 | Wolters Kluwer
  • El Máster viene a ocupar un espacio no cubierto hasta ahora y se alza como un foro permanente de aprendizaje e intercambio de saber profesional. Hablamos con su coordinador, Julio García Muñoz.

Pregunta: La Universidad de Castilla-La Mancha arranca este próximo septiembre el nuevo máster universitario en auditoría pública. ¿Qué ofrece de nuevo este máster, cómo lo presentaría?

Julio García Muñoz: El Máster Universitario en Auditoría Pública (MUAP) viene a ocupar un espacio no cubierto hasta ahora. Es el primer máster de su clase en España y, hasta donde llega nuestro conocimiento, en Europa. La formación existente hasta ahora examinada en nuestro análisis del contexto nacional e internacional, o bien no era de auditoría, o se centra en auditoría privada, o no es impartida por una universidad como título oficial o no alcanza el nivel de especialización avanzada de un máster académico. Así que el MUAP es la primera actividad formativa que da respuesta conjunta a todos esos términos: Máster, Universitario, y Auditoria Pública (MUAP).

P: ¿Cómo está estructurado, qué asignaturas presenta?

JGM: De un modo resumido, el MUAP tiene 7 asignaturas. Las 4 primeras tienen por objetivo que el estudiante adquiera el núcleo duro de competencias con que de contar un auditor público. Y seguidamente abordamos dos focos de especialización que resultan (y resultarán) imprescindibles: la auditoría de fondos públicos europeos y la auditoría de sistemas de información. Con una precisión relevante respecto de esta última. No se trata de auditoría informática para ingenieros de sistemas o expertos TIC. El cometido de la asignatura reside en que el auditor no experto en tecnología aprenda a manejar los conceptos y herramientas que trae la auditoria digital de un modo integrado en las tradicionales auditoras de regularidad o de gestión.

Lo podemos resumir en que queremos formar auditores públicos altamente competentes, globales y tecnológicos.

Ha sido un proceso de diseño meticuloso, cocinado a fuego lento durante casi dos años, en el que hemos mantenido múltiples reuniones con las instituciones de control externo e interno y con la industria. Teníamos que escuchar y analizar necesidades. Luego sintetizarlas en nuestro proyecto. Internamente, en el seno de la universidad el impulso del equipo de dirección, con el Rector y el Vicerrectorado de Economía a la cabeza, ha sido decisivo, así como la implicación de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales a la que se adscribe el máster o el trabajo meticuloso del equipo de gestión académica. Un proyecto de esta envergadura requería un esfuerzo colectivo en el que cada parte ha dado lo mejor.

Queremos formar auditores públicos altamente competentes, globales y tecnológicos

Por último, se concluye con un trabajo fin de máster y con la realización de prácticas externas en instituciones y empresas referentes de la industria auditora. Las practicas son un plus de valor añadido. Por un lado, el profesional que curse el máster y presente una experiencia acreditada de 3 meses en trabajos de auditoría pública puede convalidarlas, quedan eximido de su realización. Por otro, el estudiante que no disponga de tal experiencia profesional ve elevada su empleabilidad con su realización. Si se opta por realizarlas en el sector privado de auditoría, prácticamente dejamos al egresado trabajando en la empresa. Actualmente tenemos firmados convenios de prácticas, específicos para el MUAP, con el Tribunal de Cuentas Europeo, Deloitte, PricewaterhouseCoopers y Ernst & Young. Y seguimos activos para cerrar nuevos acuerdos que incrementen cuantitativa y cualitativamente la oferta de prácticas.

P: Señala que la organización del proyecto ha conllevado cerca de dos años. En ese tiempo, cuáles han sido las principales dificultades que se han encontrado.

JGM: Pues efectivamente hemos tenido que afrontar decisiones críticas sobre la organización y contenido. Por ejemplo, una de ellas fue su duración. La auditoría pública toca muchas materias y eso ha supuesto un ejercicio de estudio y equilibrio para que todo lo necesario cupiera dentro de los módulos del plan de estudios. Así, primero barajamos un máster de año y medio, pero se nos antojaba excesivo para profesionales que estuvieran trabajando. Perderíamos atractivo. Por ello, centramos nuestro esfuerzo en balancear adecuadamente los contenidos de mayor valor, aquellas capacidades que requiere un auditor público competente, global y tecnológico. Nuestra principal finalidad ha sido hacer un máster atractivo para el profesional de la auditoría pública.

Por esta misma razón, el máster se configura esencialmente on line y en horario español de tarde, para no colisionar con la jornada laboral ordinaria del grueso de profesionales, así como para tener una participación máxima desde Latinoamérica, donde el sector de la fiscalización pública es muy potente.

P: Un título oficial en lugar de un título propio

JGM: Otra de las decisiones más acertadas, aunque el camino fuera más pedregoso, fue la de apostar por un título oficial, es decir, evaluado y aprobado previamente por el Ministerio de Universidades a través de la ANECA (Agencia Nacional de evaluación, Calidad y Acreditación).

Frente a una enseñanza propia, aprobada en el seno de la universidad y sin verificación o acreditación externa de su calidad, los rigurosos controles académicos a los que se ha visto sometido el proyecto han permitido que el estudiante que acabe sus estudios disponga de un título de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional y europeo. Las universidades veníamos de una época cuestionada por los escándalos surgidos en torno a la obtención irregular de títulos por parte de políticos. Los auditores sabemos bien que nadie está libre de tener un garbanzo negro en su cocido, pero la auditoría pública es una profesión de rigor, cuyo objetivo esencial es proveer confianza, y un título oficial frente a un título propio ofrece mayor atractivo y empleabilidad por su reconocimiento y validez internacional.

P: ¿Qué se va a encontrar el profesional que lo curse? ¿Qué destacaría de su plan de estudios?

JGM: Para dar respuesta a la cotidiana interdisciplinariedad de áreas de la auditoría pública, en el plan de estudios participan hasta cuatro departamentos académicos diferentes. Hacienda pública, derecho administrativo, derecho penal, economía financiera y contabilidad, organización de empresas, tecnologías y sistemas de información, son las áreas de conocimiento en las que se integra el profesorado participante.

Y es que son muchas y muy variadas las materias que se debían integrar. Normas, pruebas de auditoria, estadística y Data Science, técnicas de visualización de datos en el reporting, proceso de auditoría en conexión con el gobierno y las políticas públicas fiscalizadas y con las responsabilidades públicas derivadas de la actuación auditora, metodología auditoría de fondos europeos, auditoría digital, ciberseguridad, …. Como se ve, mucho que engranar. Para ello, debíamos configurar una respuesta docente interdisciplinar y coordinada. Desde la UCLM contamos con expertos en que tienen mucho que aportar a la esfera de la auditoría publica desde sus distintas áreas de conocimiento.

A este potente corpus académico, se le suman profesionales de la auditoría pública de las instituciones de referencia internacional, como el Tribunal de Cuentas Europeo y de España, la mayoría de OCEX o interventores y auditores de la AGE, las autonomías y el sector local. Por parte del sector privado, el expertise de la industria vendrá, entre otras, de la mano de Deloitte, Ernst & Young, PWc y KPMG.

P: ¿Podría adelantarnos algunos nombres de los componentes del profesorado?

JGM: Sí, por supuesto. Desde el diseño inicial del plan de estudios, en la UCLM hemos tenido claro que la calidad del máster sería del profesorado que impartirá su docencia. Por ello, y siendo el primero de su clase en España, no tenía sentido no contar con los mejores. Con aquellos profesores y profesionales que están a la vanguardia de sus materias. Nadie había planteado este juego, así que partíamos con ventaja. Podíamos, y debíamos, elegir las mejores cartas.

En la UCLM hemos tenido claro que la calidad del máster sería del profesorado que impartirá su docencia y por ello no tenía sentido no contar con los mejores

A modo de ejemplo, Antonio Minguillón Roy, referente tanto por su trayectoria en la traslación de la normativa de auditoría púbica internacional al sector de control externo español y por su empeñado esfuerzo trasformador hacia la auditoría digital, estará al frente de la asignatura de marcos normativo y estándares técnicos e impartirá docencia en materia de auditoría.

Antonio Arias Rodríguez, Ex Síndico de la Sindicatura de Cuentas del principado de Asturias, y Quijote que representa un referente transversal del sector de la auditoría pública. Doctor por la Universidad de Salamanca, profesional que lleva en la punta de lanza de la fiscalización pública de España y Latinoamérica durante más de dos décadas a base de un trabajo de estudio meticuloso e innovación constante.

Jorge Castejón González, Director de la Oficina Nacional de Auditoría de la IGAE será el responsable de la asignatura sobre los auditores de las cuentas anuales públicas, auditorías financieras y de gestión. Nadie mejor que él para enseñar los entresijos de las nuevas NIAS-ES-SP, la problemática auditora de las áreas críticas de los estados financieros y presupuestarios, así como las técnicas y pruebas de auditoría más punteras y acertadas según el tipo de entidad a la que se dirijan.

Para las asignaturas sobre fondos europeos y metodologías de auditoría pública del tribunal europeo de cuentas, Alvaro Garrido-Lestache Angulo, auditor principal con más de 20 años de experiencia en el Tribunal de Cuentas Europeo, auditor ROAC, miembro de la comisión de sector público del Instituto de Censores Jurados de cuentas y doctor. A su lado, Eduardo Ruiz García, secretario general del citado Tribunal durante más de una década, bastión esencial de su metodología auditora y manuales de fiscalización. La representación del Tribunal de Cuentas Europeo se completa con Magdalena Cordero Vadavida, Directora de Información, entorno de trabajo e innovación (la CIO del Tribunal), que encabezará la asignatura sobre auditoría de sistemas de información.

Junto a estos responsables, participaran igualmente en la docencia profesionales de la auditoría publica de las instituciones de control externo e interno de referencia (OCEX, IGAE, intervenciones regionales y locales, Servicio nacional de coordinación antifraude, …) así como de las Big Four (Deloitte, EY, Pwc y KPMG) y principales empresas de la industria auditora.

La función esencial de estos responsables es la de aportar, como referentes de sus sectores, criterio profesional a las asignaturas para la mejor organización de las materias a estudiar, la profundidad con la que se deben tratar, el planteamiento práctico de los temas o el profesorado más cualificado para su impartición. Coordinado con la comisión académica del máster, en la que están representados profesorado universitario de primer nivel en sus áreas de conocimiento, se conformará un equipo docente de máxima categoría.

Las interrelaciones entre materias, instituciones y profesionales son muy interesantes, pues dan lugar a una red de colaboración muy potente sobre la que pivotará el MUAP y que favorecerá la generación y compartición de ese saber auditor, así como oportunidades y ventajas para sus integrantes.

P: Para terminar, nos gustaría saber cómo surgió la idea en el seno de la UCLM

JGM: La universidad, a través esencialmente de su Unidad de Control Interno, mantiene desde hace más de dos décadas una intensa relación con los órganos de control externo de las comunidades autónomas y el Tribunal de Cuentas, tanto el español como el europeo. A diferencia de, por ejemplo, los servicios de gestión económica, administrativa o académica, que pueden tener varias unidades replicadas en diversos campus o facultades, los servicios de control interno universitario son, frecuentemente, unidades únicas en su organización con lo que necesitan relacionarse con sus homólogos de otras universidades para abordar problemas comunes. Y es más, la propia actividad de la auditoría, de un marcado carácter autonormativo, hace que sus profesionales se rijan y trabajen de acuerdo con marcos normativos y estándares técnicos cuasi idénticos. Metodológicamente, un auditor del tribunal de cuentas australiano dispone su trabajo de modo análogo a cómo lo hace un auditor de la Cámara de Cuentas de Aragón o un auditor interno de la Universidad de Cádiz.

Colaboración y Auditoría son términos inseparables

Obviamente hay matices, pero las similitudes organizativas permiten que la interrelación de profesionales de distintos ámbitos genere valor para todos, de ahí la importancia de participar en encuentros técnicos, congresos y redes de colaboración profesional para enriquecer el trabajo de uno con las aportaciones de otros sectores de auditoría. Colaboración y auditoría son términos inseparables hasta tal punto que existe una norma internacional de auditoria para organizar la colaboración entre auditores, luego traspuesta a los respectivos ámbitos nacionales y sectoriales. En este sentido, el máster pretende constituirse en un foro permanente de aprendizaje e intercambio de saber profesional.

P: Y de cara a futuro más inmediato, ¿Cómo espera se desarrolle este primer curso y cómo ve el máster en unos años?

JGM: En esta primera edición ofrecemos 50 plazas, 60 en la segunda. Pueden no parecer muchas y, aunque en un primer momento quisimos ser más ambiciosos, finalmente optamos por un comienzo más boutique en el que rodásemos el engranaje académico y administrativo con solidez y con toda nuestra atención. Ofrecer más plazas y someter a demasiado estrés los recursos administrativos y humanos podía afectar a la calidad de la docencia y en el inicio es algo que no nos podíamos permitir.

La educación es un servicio intangible y muy singular. Queremos que el Máster se convierta en una referencia nacional e internacional y el proceso formativo hay que cuidarlo al máximo. El nivel de calidad en el aprendizaje que pretendemos para los profesionales que lo cursen será la mejor inversión en reputación que podamos hacer.

En próximas ediciones incrementaremos la oferta de plazas, pero siempre de un modo en el que el estándar de calidad docente sea sostenible. Por otra parte, ya llevamos tiempo trabajando en para ampliare la oferta de convenios de prácticas con empresas e instituciones e igualmente trabajaremos a través del Consejo Asesor del máster en el que se integran profesionales de los distintos sectores e instituciones para que el contenido docente esté permanentemente actualizado. Alineado con lo que le interesa a la profesión, las nuevas normas y técnicas, la evolución contante a lo digital, su conexión internacional, etc. Son muchos los aspectos en los que queremos tener una posición fuerte y hay mucho trabajo y responsabilidad. Mucha ya pasada, y mucha aún por delante.

Toda la información del MUAP se encuentra disponible en los siguientes links:

Información MUAP: https://www.uclm.es/Estudios/masteres/master-auditoria-publica

Preinscripciones: https://preinscripcionmu.apps.uclm.es/listadomu.aspx

Plan de Estudios: Consultar documento en formato PDFPlan de Estudios. Estructura de Módulos, Materias y Asignaturas. Responsables de Asignatura