El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Ocultar / Mostrar comentarios

España, a la cabeza en administración electrónica pero tiene que mejorar en pequeñas localidades y en usabilidad

  • 4-6-2019 | Agencia Europa Press
  • El Ilustre Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Madrid ha presentado el informe 'Retos de la Administración Electrónica en la Unión Europea: más allá de 2020'

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El Ilustre Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Madrid (ICOGAM) ha presentado un informe sobre la administración electrónica en la Unión Europea que muestra que España está a la cabeza en esta materia, pero tiene que mejorar en pequeñas localidades y en usabilidad.

El economista y elaborador del estudio, José Moisés Martín, ha presentado el informe 'Retos de la Administración Electrónica en la Unión Europea: más allá de 2020' y ha afirmado que, aunque España sea un país "líder" en este ámbito, todavía tiene que hacer frente a cinco retos fundamentales.

En primer lugar, ha asegurado que hay que dar "un salto hacia adelante" para que la ciudadanía sea cocreadora de las políticas públicas y pasar de un gobierno electrónico a un gobierno abierto. "No basta solo con poner los datos, sino que hay que saber explicarlos, facilitar su uso y todo lo que tiene que ver con la transparencia", ha apuntado.

En este sentido, también ha destacado la necesidad de garantizar la inteoperabilidad de los sistemas que actualmente no está "garantizada" para que la ciudadanía pueda acceder a sus datos, alojados en diversas administraciones tan diversas como pueden ser la Agencia Tributaria, la Seguridad Social, Educación o Tráfico para facilitar también su experiencia.

Además, Martín ha destacado que se debe mejorar también en ciberseguridad y en la consolidación de la identidad digital. En primer lugar, por los ciberataques, noticias falsas y el robo de datos, entre otros, que presentan un "auténtico desafío", ya que las administraciones públicas tienen la "custodia" de la información de los ciudadanos. En cuanto a la identidad digital, ha destacado la importancia de mejorar cómo los ciudadanos construyen su identidad de cara a la administración, para crear una identificación "única" en el contexto europeo.

Junto a estas mejoras, también ha planteado la necesidad de trabajar en la usabilidad por parte de la sociedad, uno de los factores en los que España se sitúa por debajo de la media de la Unión Europea; y en movilidad, ya que actualmente la mayoría de la población accede a internet a través del móvil.

Asimismo, ha afirmado que la administración debe de hacer frente al cambio demográfico y al desarrollo tecnológico en las pequeñas localidades ya que el mundo rural representa "un reto importante" para el futuro y van "muy por detrás" en administración digital. Junto a ello, ha manifestado también que las pequeñas y medianas empresas todavía no tienen un desarrollo "eficiente" a través de las nuevas tecnologías, en un sector que representa el 95 por ciento del total de empresas.

Además, ha hecho énfasis en la necesidad de trabajar en la inclusión digital, ya que una gran cantidad de población hace un uso "muy ligero o poco desarrollado" de Internet, sobre todo en relación a las personas mayores o con menos formación.

Por último, ha señalado que se debe garantizar la actualización permanente de estos sistemas para facilitar su uso y mejorar la comprensión por parte del ciudadano, ya que si se mejora la administración electrónica "ganamos eficacia y eficiencia".

Sin embargo, ha apuntado que se corre el riesgo de que la tecnología se convierta en un "elemento de barrera", por lo que es importante la tarea que pueden realizar los gestores administrativos para "no perder de vista esa capacidad de humanización".

En este sentido, el presidente del ICOGAM, Fernando Santiago, ha afirmado que España está "mucho mejor de lo que pensamos" y que se encuentra en la cuarta posición de Europa en administración digital, por delante de países como Francia, Italia o Alemania, y como un país "pionero" en todo el mundo.

Aun así, ha afirmado que la perfección "no es absoluta" y que queda mucho "por hacer y avanzar". "Los gestores tenemos mucho que ofrecer en nombre de los ciudadanos que representamos", ha apuntado, a lo que ha añadido que el Estado "ha hecho muy bien los deberes".